El Blog de Sani-Net

Consejos para el Invierno


inviernoLlega el invierno y con él las bajas temperaturas. El frío intenso es un importante problema de salud, algunas veces algo olvidado desde el punto de vista médico. Posiblemente, porque sus efectos indeseables no son tan llamativos como los producidos por el calor. Las molestias derivadas del frío no tienen un efecto inmediato sobre las personas y en muchas ocasiones, sus primeros síntomas aparecen a los pocos días de habernos expuesto a bajas temperaturas.

La Gripe
La gripe en una persona de edad, con pocas defensas o con una salud comprometida, puede llegar a ser grave. Por ello es importante ponerse en contacto con su Centro de Salud y seguir los consejos de los profesionales sanitarios.

Cuidar  hábitos higiénicos
No permanecer mucho rato en locales cerrados y mal ventilados. Respirar aire puro. Salir a pasear con ánimo, vitalidad y bien abrigados.
Aumentar  las defensas, con dieta rica en vitamina C. Es la época de las naranjas y otros cítricos.

El catarro
Un catarro mal curado puede convertirse en bronquitis y ésta en neumonía o pulmonía.

A la menor sensación de catarro , abrIgarse bien.

Si  se nota  que el estado general está afectado, hacer reposo, beber suficiente líquido y procurar sudar.
 No beber alcohol ni fumar.

 No tomar antibióticos si no han sido recetados por un médico. Consultar  con él la conveniencia de mejorar  las defensas con algún fármaco adecuado.

 Ventilar bien la casa: Abrir  las ventanas 15 minutos por la mañana y dejar que  entrar el aire. Si al llegar la noche el ambiente está cargado volver  a ventilar la habitación.

 Evitar que la habitación se reseque en exceso; poner algún cacharro con agua.

Cuando el frío se agarra al cuerpo y hace que baje su temperatura, el organismo afectado funciona peor y es más propenso a la aparición de trastornos y enfermedades.

No dejar enfriar el cuerpo
Evitar las exposiciones prolongadas al frío y los cambios bruscos de temperatura. Salir a pasear en horas  en las que  la temperatura ambiental sea más suave, con ropa cálida y de abrigo. Utilizar guantes, calcetines de lana y sombrero para salir a la calle, y en casa, patucos o calcetines de lana.  

Cuidado con las estufas y los braseros: Para prevenir incendios situar estufas o braseros lejos de cortinas, faldas de mesas camillas o muebles. Para quitarse el frío no arrimarse mucho a las fuentes de calor. ¡El riesgo de quemaduras es muy grave

Activar la circulación.
El frío frena la circulación de la sangre y pone en peligro a personas que sufren isquemias y otros problemas de corazón o que tienen un escaso riego sanguíneo en sus extremidades.

Mejorar  la circulación
caminar diariamente, por terreno llano, llevando una marcha rítmica algo más lenta al principio y al final del paseo. Utilizar zapatos cómodos de punta cuadrada. Masajear a pies y piernas con una crema hidratante, al volver del paseo, empezando siempre desde los pies y siguiendo por las piernas y muslos.

 Evitar que los pies y las manos se le enfríen: Abrigar los pies con calcetines gruesos de algodón o de lana. Mantener  una exquisita higiene diaria de los pies y las uñas. No aplicar calor directo a los pies y piernas. Preservar  las manos del contacto con el agua fría utilizando guantes de goma.

En invierno se sale poco de casa, apetece estar en la butaca, o en la cama bien abrigado... pero existe el peligro de una inmovilidad excesiva. Las articulaciones y los músculos que no trabajan se endurecen, se atrofian y pueden conducir a una torpeza progresiva y en algunos casos a la invalidez.

El mal tiempo invita a quedarse en casa y con ello se puede llegar a encontrarse solo, prescindiendo del contacto con otras personas y perdiendo la insustituible fuente de salud que supone la compañía.  Mantener  visitas con la familia y los amigos.

Además, el frío intenso facilita los accidentes, tanto de tráfico como por caídas, debido a la formación de placas de hielo. Conviene extremar la precaución en las calles ya que un elevado porcentaje de lesiones relacionadas con el frío tienen que ver con caídas al resbalar sobre el suelo. Esto es de especial importancia en el caso de las personas mayores, cuyos huesos son muy frágiles y en los que una caída puede suponer una fractura casi segura.

El frío hace que aumenten las necesidades calóricas y por tanto el consumo de alimentos. Conviene hacer comidas frecuentes y de pequeña cantidad, que aporten la energía necesaria ,legúmbres, sopa de pasta, etc. sin renunciar a una alimentación variada ,verduras, fruta, carne, huevos, pescado, cereales, leche etc. A lo largo del día y antes de acostarse, el tomar una taza de alguna bebida caliente ayuda a mantener la temperatura corporal y es muy reconfortante.

Los mecanismos de respuesta al frío de una persona mayor no difieren de los que posee un joven; pero en el caso de los mayores, la capacidad de termorregulación y la respuesta al frío es más lenta, por lo que son más susceptibles a sus efectos.

ANIF & JACL
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE SANINET MADRID
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE SANINET BARCELONA

Comparte con nosotros

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

SANINET® BARCELONA está inscrita en el Registro de Entidades, Servicios y Establecimientos Sociales del Departamento de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat de Catalunya, con el número de registro S07236.

SANINET® MADRID está inscrita en el Registro de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la comunidad de Madrid con el número de registro S6024

DATOS CONTACTO

Servicios Sanitarios y de Limpieza en  Barcelona
C/ Llibertat, 34, Baixos
08012- Barcelona
Tel 93 415 09 97
Fax  93 415 72 43
Urgencias 659 482 513
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

Servicios Sanitarios y de Limpieza en  Madrid
c/ Marcenado 29, Local
28002 Madrid

Tel 91 011 96 72
Urgencias 664 267 568
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.