El Blog de Sani-Net

Ácaros y Chinches

 

acaros

 

ACAROS


Los ácaros pertenecen a la familia de los arácnidos, de tamaño casi microscópico, la mayoría de especies no alcanzan el tamaño de un milímetro.


 De ácaros comunes existen en Europa más de 2.000 especies. En el mundo se estiman en 500.000. Todos son parientes de las arañas. Su acción sobre las personas varía según las especies. Por ejemplo, el ácaro de la sarna excava túneles en la capa córnea superficial de la piel humana, produciendo inflamación y eczemas.


 Los ácaros de las gallinas y de otros pájaros, en ausencia de éstos, se nutren de sangre humana, produciendo picazones.


 Existe también el ácaro de los alimentos almacenados y el ácaro del jamón y del queso y por supuesto el ácaro del polvo, de las camas o común que va asociado a mobiliario y fundamentalmente a las fibras vegetales de relleno.

 

 PRINCIPALES ESPECIES


 Sarcoptes scabiei (Arador de la sarna): Este ácaro vive en realidad  en la piel, excavando túneles en la capa cornea superficial, de forma semejante a un topo, se descubre su presencia por la inflamación y eczema que causa.


 Pyemotes tritici (Acaro falso de la sarna): Muchos de los brotes de los sarpullidos en la piel de humanos se han rastreado hasta este ácaro, principalmente se contrae por estar en contacto con granos y cereales, causan una severa comezón.


 Demodex follicolorum (Acaro folicular): El ácaro folicular habita en los folículos y glándulas sebáceas, en particular alrededor de la nariz y los párpados, no tiene importancia medica es muy común, puesto que la mayoría de humanos lo hospedamos.


 Acarus siro (Acaro de los granos): Se pueden encontrar infestando todo tipo de granos, sobre todo en situaciones donde la humedad causa que los residuos de estos alimentos se llenen de moho, pueden causar sarpullido de intensidad  media pues no chupan sangre.


 Thyrophagus ssp (Acaro del jamón y del queso): Dentro de esta familia de Tiroglifidos, encontramos varias especies como: Thyrophagus castellanii, Thyrophagus putrescentiae y Thyrophagus longior. Residente la mayoría de veces en alimentos de alto contenido proteico en fase de degradación.


 Glyciphagus domesticus (Acaro domestico común o ácaro del hogar): De la familia de los Glifacidos, son muy parecidos a los que se encuentran en los comestibles, pero bajo una lupa pueden diferenciarse por los largos pelos de la cola, requieren  un grado alto de humedad, se alimentan de hongos y se pueden encontrar sobre fibras vegetales de relleno de sofás, almohadas, etc. otro ácaro de esta familia bastante común es el Lepidoglyphus destructor.

 

 Dermatophagoides pteronyssinus (Acaro del polvo de las casas o ácaros de las camas): De la familia de los Piroglifidos, estos ácaros se alimentan de las escamas que desprende nuestra piel, necesitan alto grado de humedad y temperatura, habitan principalmente en camas, colchones, cojines y tejidos, y son los principales causantes de reacciones alérgicas, por la proteína que desprende en sus heces llamada Der p I, otros ácaros de esta de importancia son: Dermatophagoides farinae, Dermatophagoides passericola y Euroglyphus maynei.

 

ALERGIAS A LOS ACAROS DEL POLVO


 De las más de 200 especies de ácaros hasta el presente identificadas en el polvo de las viviendas, las citadas anteriormente piroglifidos, tiroglifidos y glicifagidos son de demostrado poder alergógeno.


 Las principales causas de reacciones alérgicas, son por la proteína que desprende en sus heces los ácaros, llamada Der p I.


 Los ácaros carecen de estigmas respiratorios y realizan el intercambio gaseoso directamente a través de la cutícula, por lo tanto tan solo pueden sobrevivir cuando la humedad relativa del medio es suficientemente alta para poder mantener su equilibrio hídrico, si no se desecarían, es por ello que la humedad relativa es el principal factor condicionante de su presencia.


 Lógicamente el tipo de construcción, el tipo de calefacción utilizado, las fibras vegetales de decoración, tendrá una notable incidencia en el grado de humedad que soporte la casa y en su fauna de ácaros.


 Los ácaros se alimentan principalmente de las descamaciones humanas o de animales domésticos, hay que recordar que el hombre desprende a la semana 5 gramos de escamas cutáneas, esto mezclado con un medio purulento y con alto grado de humedad, da como resultado la proliferación de hongos y una mayor disponibilidad de alimento.


 Los hongos presentes en el medio, tales como el Aspergillus penicilloides, Aspergillus glaucus  y otros, frecuentes en el polvo de las casas, favorecen el desarrollo de los ácaros al provocar la hidrólisis de las grasas
 Por lo tanto la coincidencia de humedad relativa alta, temperatura alta, un medio purulento y la abundancia excesiva de fibras vegetales colchones, alfombras o moquetas, cortinajes, cojines, etc. pueden dar lugar a la aparición de una plaga de ácaros y a una reacción alérgica a ellos.
 
CHINCHES


 Insectos hemípteros, de color rojo oscuro, cuerpo muy aplastado, casi elíptico, de cuatro o cinco milímetros de largo, antenas cortas y cabeza inclinada hacia abajo; una especie nocturna, fétida y sumamente incómoda, pues chupa la sangre humana taladrando la piel con picaduras irritantes, lo que provoca  grandes molestias y picores.

 

Cimex lectularius, vulgarmente conocido como la chinche o chinche de las camas, es un insecto hemíptero de la familia Cimicidae. Su alimentación es hematófaga, es decir se nutre con sangre de humanos y de otros animales de sangre caliente. Su nombre vulgar proviene del hábitat frecuentemente usado: colchones, sofás y otro mobiliario. Aunque no es estrictamente nocturno, su principal actividad la desarrolla por la noche.


Las chinches de las camas están normalmente activas después de la puesta de sol, con un pico en su alimentación alrededor de una hora antes del amanecer. Sin embargo, pueden intentar su alimentación en otras horas si se da la oportunidad, y han sido observadas alimentándose en todas las horas del día. Alcanzan su víctima desplazándose o incluso algunas veces subiendo por las paredes de habitaciones hasta el techo y dejándose caer sobre alguna persona cuando la detectan por el calor que desprendemos los humanos. Atraídos por el calor y el dióxido de carbono que exhalamos por la respiración, la chinche perfora la piel de su víctima con una especie de dos tubos huecos de su aparato bucal. Con uno de ellos extrae la sangre de su huésped y con el otro inyecta su saliva la cual contiene anticoagulantes y anestésicos. Después de alimentarse durante unos cinco minutos, la chinche regresa a su escondite. La picadura no puede ser sentida por las personas hasta unos minutos o incluso horas después de haberse realizado. La primera indicación de una picadura es el deseo de rascársela debido a la reacción que se produce a los agentes inyectados por el insecto.


Aunque estas chinches pueden vivir entre un año y año y medio sin alimentarse, normalmente intentan alimentarse cada cinco o diez días. Las chinches de las camas que entran en letargo por escasez de alimentos, pueden vivir más de un año, mientras que los individuos bien alimentados normalmente viven de seis a nueve meses. Las infestaciones por pocos individuos pueden ser difíciles de detectar, y es posible que la víctima no lo detecte al principio. Las picaduras suelen agruparse en líneas o grupos, pueden encontrarse en diversas partes del cuerpo de las personas.


Existen varios medios por los que una vivienda puede resultar infestada con C. lectularius. Las personas pueden ser infestados en hoteles, moteles u otro tipo de alojamientos, y llevarlos a sus casa entre su equipaje. También pueden introducir chinches en sus viviendas llevando muebles o ropa usada infectadas a sus casas. Si alguien se encuentra en un lugar con una elevada infestación, las chinches se le pueden subir a la ropa y ser transportadas en ella, aunque esto es un comportamiento raro y que solo se da en los casos más extremos de infestación. También pueden producirse infestaciones en bloques de viviendas, en el que se hayan introducido chinches en una vivienda que sirve de foco de infestación al resto del edificio. Las chinches de las camas, también pueden ser transmitidas por medio de animales, incluyendo los pájaros silvestres y las mascotas.

 

Esta propagación entre distintos lugares depende en parte del nivel de infestación, del material utilizado y de si el material es arrastrado a través de áreas comunes y mientras las chinches se desprenden, con lo que se produce una especie de siembra de adultos y huevos por donde va pasando los objetos a trasladar.

 

TRATAMIENTOS DOMESTICOS


CHINCHES


Se puede utilizar alcohol contra las chinches que se puedan detectar. También da buen resultado el uso de limpiadores domésticos a base de vapor de agua (vaporeta). Se puede limpiar con ellos las camas, somieres, muebles etc. que se sospechen infestados, el vapor penetra por las grietas y su elevada temperatura elimina adultos y huevos de chinches.


Se ha mostrado efectivo el limpiar la ropa de cama en seco a 50 °C. Una vez limpia la ropa de cama, no hay que dejar que al ponerla toque el suelo, ya que por ella se podrían subir las chinches. Guardar toda la ropa de cama en ella cuando esta ha sido aislada con los métodos expuestos antes, se ha mostrado como un sistema efectivo.


ACAROS


Los acaricidas son sustancias químicas que son capaces de matar a los ácaros. Deben destruir los huevos y las larvas de ácaros; algunos acaricidas destruyen también el moho que representa una fuente de alimentación importante para los ácaros.


El acaricida viene en presentaciones de aerosol, en polvo, espuma o en líquido que será puesto en un pulverizador adaptado.


Es necesario esparcirlo en la habitación según las indicaciones mencionadas en el prospecto 2 o 3 veces al año.

 


ANIF& JACL
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE SANINET MADRID
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE SANINET BARCELONA

 

 

Comparte con nosotros

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

SANINET® BARCELONA está inscrita en el Registro de Entidades, Servicios y Establecimientos Sociales del Departamento de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat de Catalunya, con el número de registro S07236.

SANINET® MADRID está inscrita en el Registro de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la comunidad de Madrid con el número de registro S6024

DATOS CONTACTO

Servicios Sanitarios y de Limpieza en  Barcelona
C/ Llibertat, 34, Baixos
08012- Barcelona
Tel 93 415 09 97
Fax  93 415 72 43
Urgencias 659 482 513
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

Servicios Sanitarios y de Limpieza en  Madrid
c/ Marcenado 29, Local
28002 Madrid

Tel 91 011 96 72
Urgencias 664 267 568
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.